Continental lleva varios años participando en pruebas de campo con camiones eléctricos recopilando información para un neumático de vehículos comerciales especialmente adaptado a los vehículos con tracción eléctrica. A finales de 2018, la fábrica de cerveza Stiegl en Austria incorporó un camión eléctrico de MAN a su flota. Desde entonces, sus neumáticos Conti Hybrid HS3 y HD3 han recorrido más de 23.000 kilómetros. El camión está en la carretera ocho horas cada día en el centro de Salzburgo y en un radio de aproximadamente 50 kilómetros de la ciudad.

“Controlamos el estado de los neumáticos y tomamos nota de lo que los conductores y los gestores de flotas opinan sobre ellos”, afirma Kurt Bergmüller, jefe de Ventas de Continental Reifen Austria. “Nuestros neumáticos tienen el rendimiento y el potencial necesarios para su uso en vehículos eléctricos, lo que significa que están desempeñando un papel importante en la reducción de los niveles de ruido y las emisiones contaminantes, además de ayudar a mantener los combustibles fósiles en el suelo”.

La cervecera Stiegl es una de las ocho firmas austriacas de los sectores del comercio, la logística y la producción con las que MAN puso en marcha pruebas de campo intensivas de camiones totalmente eléctricos en operaciones logísticas regulares en 2018. Las empresas forman parte del consorcio CNL, una iniciativa única en toda Europa de 18 empresas austriacas que trabajan juntas bajo la tutela de la Universidad de Viena en lo que será un tema clave en los próximos años: la logística sostenible.

Continental neumatico camion Conti Hybrid

El desarrollo de neumáticos para camiones eléctricos de reparto urbano y regional representa un reto tecnológico. En palabras de Hinnerk Kaiser, jefe de desarrollo de neumáticos de Continental, “el desarrollo de neumáticos para vehículos eléctricos es especialmente exigente en términos técnicos, ya que tienen que soportar un par motor más elevado, generar el menor ruido de rodadura posible y ser capaces de transportar unas baterías que siguen siendo bastante pesadas. Y tienen que hacerlo al mismo tiempo que ofrecen el mismo kilometraje y garantizan el mismo nivel de seguridad”.

Los camiones de reparto tienen que sortear con frecuencia el tráfico de parada y arranque y pasar por encima de los bordillos. Según Kaiser, “los neumáticos de los camiones eléctricos están sometidos a un mayor par motor al arrancar y acelerar". Además, cobra especial relevancia la deceleración: cuando el vehículo frena, su motor eléctrico genera energía para cargar la batería. Este proceso de recuperación aumenta aún más la carga de trabajo de los neumáticos del eje motriz. Y, por último, hay que prestar especial atención al ruido de rodadura en las zonas céntricas. “Aquí es donde los vehículos tienen que ser especialmente silenciosos para que las ventajas de confort del motor eléctrico no se vean anuladas por el ruido de los neumáticos”, señala Kaiser.

Para la prueba de campo de CNL, se montaron neumáticos Conti Hybrid HD3 y HS3 en el camión MAN eTGM. “Elegimos el HD3 para la prueba porque es nuestro neumático especializado para el transporte regional, ya que ofrece un alto kilometraje y tiene una banda de rodadura robusta", explica el jefe de desarrollo. “El Conti Hybrid HS3 también está diseñado para tareas regionales y ofrece un alto kilometraje y un buen rendimiento en mojado durante toda su vida útil. En definitiva, estos son los atributos con los que actualmente podemos ayudar a los camiones eléctricos de forma más eficaz en el tráfico urbano”.