Henning Solberg marcó el regreso de Pirelli a la máxima categoría del Campeonato del Mundo de Rallyes de la FIA con una victoria de etapa en el Rally de Suecia. El piloto noruego equipaba los Pirelli Sottozero Ice en el retorno de la marca milanesa a esta competición, por primera vez desde 2010.

Este mismo neumático también fue el seleccionado por el piloto español Joan Font para equipar su Mitsubishi Evo IX, clasificándose como segundo del Grupo N FIA y 27º de la general.

Además de demostrar el ritmo de la goma italiana estableciendo una cadena de los tres tiempos, Solberg evidenció la durabilidad del neumático Sottozero Ice, llevando sólo una rueda de repuesto en su Ford Fiesta RS WRC en los turnos de mañana y tarde, de los días dos y tres, mientras los pilotos de proveedores rivales tenían que cargar con un par de neumáticos de repuesto.

Un clima inusualmente suave en todo el recorrido del rally transformó la habitual normalidad de hielo y pistas forestales cubiertas de nieve en caminos deslizantes recubiertos de barro y lodo, con grandes secciones de grava expuesta. Esto supuso una enorme responsabilidad para el nivel de adherencia del Sottozero Ice, así como para el sistema de retención de clavos desarrollado por Pirelli.

En este sentido, Font recalcó que nos hemos enfrentado a unas condiciones realmente difíciles. "Más allá del hielo y la nieve que ya esperábamos, las pistas estaban llenas de fango y el hecho de que los vehículos del Grupo N salgamos detrás de los WRC ha complicado aún más el estado del trazado".

"En cualquier caso estamos muy satisfechos del rendimiento de nuestros Pirelli Sottozero Ice, que han resistido a la perfección en estas difíciles condiciones, permitiéndonos llevar tan sólo un neumático de recambio, en lugar de dos, algo que ha marcado la diferencia con respecto a nuestros rivales", apuntó seguidamente

Señalar que cada neumático Sottozero Ice cuenta con 384 clavos con punta de tungsteno, que sobresalen siete milímetros, incrustados en el neumático a través de un proceso de vulcanización única patentada por Pirelli para evitar su pérdida.

Posee asimismo una medida de 205/65-15, por lo que puede montarse en la misma llanta que una cubierta de tierra: un compromiso entre la forma estrecha tradicional de un neumático de nieve y las dimensiones de llanta de grava. De ese modo se acerca aún más el Sottozero Ice a los neumáticos para automóviles de carretera, que se benefician de las lecciones aprendidas en competición.

Por su parte, Solberg comentó tras la prueba que "sabía que el Pirelli Sottozero Ice era bueno en 2010, pero ahora es aún mejor".