El Gobierno de China tiene la intención de ayudar a los centros de servicio independientes, facilitando el flujo de piezas de repuestos en la cadena de suministro de la industria, informa James E. Guyette en Searchautoparts.com. “La reforma de mayor alcance actualmente en curso en el sector de la automoción de China es la revisión del llamado mercado 4S (ventas, servicio, repuestos y encuestas) y los cambios relacionados”, señala Benjamín Kroymann, socio de Squire Patton Boggs, bufete de abogados internacional.

Varias agencias están involucradas en la formulación de una serie de nuevas normas en virtud del “13º Plan Quinquenal” de China, además del programa “Made in China 2025”, que actualmente están promulgando diferentes propuestas para hacer frente a la aceptación de componentes OEM, un cambio significativo de la política anterior para permitir que sólo las piezas OEM sean utilizadas por los proveedores de mantenimiento y reparación de vehículos.

En palabra de Kroyman, “con el fin de abrir el mercado de accesorios a una mayor competencia, las Propuestas Directrices introducen el concepto de 'piezas de repuesto de misma calidad', es decir, las piezas que son de calidad comparable a las piezas originales”.

Al mismo tiempo, continúa el experto, se requiere que los fabricantes de automóviles publiquen cierta información técnica con respecto a la reparación de sus vehículos. “Esta medida tiene por objeto permitir que los proveedores de servicios posventa ylas empresas de reparación entren en un mercado que ha sido previamente dominado por fabricantes de equipos originales y sus distribuidores autorizados y concesionarios”.