La planta de Nissan en Ávila se convertirá en factoría de fabricación de recambios en Europa para los vehículos producidos por la Alianza Renault-Nissan. Así lo ha propuesto José Vicente de los Mozos, presidente de Renault España y director mundial de fabricación y logística de Grupo, según informa el periódico El Norte de Castilla, recogiendo un comunicado del sindicato UGT.

Nissan Ávila, en la que se fabrica el camión NT400 Cabstar, perdió en enero la mitad de su carga de trabajo para los próximos años, cuando la compañía automovilística anunció el abandono definitivo de la producción del otro vehículo que debía sustituir a este modelo, el NT500, del que apenas se han ensamblado en torno a 3.000 unidades en dos años de fabricación.

De los Mozos, que ha recibido el encargo del presidente mundial de la Alianza, Carlos Ghosn, de resolver el problema de la planta de Ávila, ha indicado que, en los tres próximos meses, estudiará la viabilidad de que esta factoría, dedicada ahora a la producción de camiones de pequeño tamaño, se reconvierta en planta de recambios para la automoción.

En todo caso, el directivo ha comprometido la palabra del conglomerado industrial con la continuidad del empleo de la actual plantilla, compuesta por 490 puestos de trabajo.