El RACE ha analizado los datos de averías de más de 600.000 vehículos entre el 1 de enero y el 22 de diciembre de 2016, informe que recoge también los fallos mecánicos que se producen en estas fiestas de Navidad, en las que se producirán más de 16 millones de trayectos. El tipo de desplazamiento, con trayectos de largo y corto recorrido, la climatología y las averías pueden aumentar el riesgo de sufrir un incidente.

Teniendo en cuenta los días de mayor incidencia, en la jornada del 23 de diciembre, en la que comienza la operación salida, aumenta el riesgo de necesitar una ayuda o rescate ante un problema mecánico en carretera respecto a otros días del año. En cuanto a la previsión de sufrir una avería en estas fechas, el 26 de diciembre y el 2 de enero son dos fechas en las que aumentará la probabilidad de tener un problema mecánico que requiera de una asistencia del RACE.

Los datos cruzados de 2016 respecto a 2015 reflejan un incremento de coches que han sufrido una avería en marcha, lo que les ha provocado una parada, pasando del 6,45% al 7,14% Por su parte, se ha registrado un "preocupante" aumento de los accidentes que han necesitado una asistencia, aumentando un 0,63% respecto a 2015. Por el contrario, los problemas con las baterías se han comportado mejor en relación al porcentaje total, bajando del 19,93% al 19,2%.

En aquellas asistencias que incluyen un rescate, baja el número en accidentes (79,81% contra 81,74%), mientras que aumentan el de atascos (9,88% por 9,15%) y el de incendios (2,02%, por los 1,57% en 2015).

Por otro lado, el porcentaje de averías cambia durante la época de Navidad, según el RACE, detectando un aumento de los fallos en baterías, que suben más de 3 puntos, así como el de accidentes de tráfico, con más de un 1% de aumento. Principalmente, en los trayectos invernales con motivo de las fiestas navideñas, los conductores tienen problemas para arrancar su vehículo y aumenta el riesgo de sufrir un incidente, respecto al resto del año, con los datos del análisis de averías.