Ya han sido detenidas cinco personas por su vinculación con el robo de casi un millar de baterías y garrafas de lubricante que fueron sustraídas en Villa de Vallecas (Madrid) el pasado mes de diciembre. A los arrestados se les incautaron casi 1.000 baterías de vehículo y varias garrafas de lubricante, que se localizaron en varios talleres ubicados en las localidades madrileñas de Alcorcón, Arganda del Rey y Campo Real.

Los hechos sucedieron el pasado mes de diciembre. Varios individuos accedieron con un camión tipo trailer a un establecimiento dedicado a la venta de recambios de vehículos, ubicado en el distrito de Villa de Vallecas, y sustrajeron diverso material, especialmente baterías y garrafas de lubricantes además de una máquina para trasladar palés.

En días posteriores, los investigadores comprobaron que varios empresarios dedicados a ese sector habían recibido una llamada telefónica en la que le ofrecían recambios de baterías a un precio muy por debajo del valor de mercado. Tras gestiones realizadas por los agentes se pudo identificar a la persona que había realizado esa llamada y se procedió a su detención.

A comienzos del mes de enero, los agentes arrestaron a otro individuo como presunto autor de un delito de robo con fuerza al localizar en su taller más de 900 baterías de vehículo así como la máquina para trasladar palés sustraída el mes anterior.

Las investigación culminó hace pocas semanas con la detención de dos individuos, propietarios de sendos talleres, los cuales ofertaban las baterías sustraídas por Internet a través de aplicaciones de compra venta de objetos. Además se detuvo a otros dos individuos que suministraban a estos las citadas baterías como presuntos autores de un delito de robo con fuerza.