Los casi 20.000 trabajadores a los que emplea el sector siderometalúrgico en la provincia coruñesa están llamados a secundar una huelga entre los días 22 y 27, y el 4 y 5 julio, para protestar por el estancamiento de las negociaciones con la patronal para aprobar un nuevo convenio colectivo, pendiente desde que expiró el anterior, en 2014, informa La Opinión de Coruña.

La convocatoria ha sido formalizada por representantes de los tres sindicatos, CIG, UGT y CC.OO, ante el registro del edificio de la delegación provincial de la Xunta. Las patronales que negocian el convenio son la de siderometalurgia (Sidero), la Asociación Provincial de Electricistas de A Coruña (Asinec), la Asociación Provincial de Talleres de Reparación de Vehículos de A Coruña (Aptcor) y la Asociación Provincial de Instaladores de Fontanería, Gas y Afines de A Coruña (Agasca).

Los sindicatos advierten de que los más de 18.000 trabajadores regulados con este convenio provincial cobran actualmente el salario fijado para 2014 y acusan a las patronales que negocian el convenio de dilatar los contactos, como en los dos últimos años en los que, por falta de acuerdo, no se renovó el convenio.

Los sindicatos advierten de que el último convenio se negoció en 2011, durante la crisis, por lo que conceptos como la antigüedad y la revisión salarial, si el IPC sube por encima de lo previsto, quedaron en suspenso. Los trabajadores proponen una subida salarial del 4,5% para los tres años (2015, 2016 y 2017) y los empresarios mantienen la misma cantidad, pero hasta 2018.