La impresión 3D se ha convertido en la gran aliada de las empresas de automoción, ya que hace posible la identificación de mejoras en las piezas a producir, antes incluso de su creación física. Además de ser más creativas e innovadoras, los fabricantes ahorran en costes de producción, de tiempo y se ven capacitadas para mejorar su 'Time to Market'.

En la actualidad, Daimler requería encontrar una alternativa real a los procesos de fabricación tradicionales, con el fin de prescindir de los moldes y herramientas propias de sus procesos de fabricación, y para poder asumir el reto de diseñar primero y crear después piezas de gran precisión geométrica, sin encarecer el proceso.

Por estos motivos, Daimler ha seleccionado a Ricoh y a su impresora 3D Ricoh AM S5500P, que ofrece flexibilidad a través de una gama de innovadores materiales SLS, incluyendo polipropileno de alta calidad (PP) y PA6GB. La impresión 3D en PP y PA6GB permitirá a Daimler producir piezas de prototipos bajo demanda, además de servir de soporte para desarrollar nuevas aplicaciones.

Además de instalar la máquina, Ricoh proporcionará formación y trabajará en estrecha colaboración con los ingenieros de Daimler para apoyarles en su continua innovación. Entre las características de la impresora destacan su volumen de fabricación (550 x 550 x 500 mm.); control térmico avanzado (la máquina es capaz de mantener la temperatura dentro de márgenes pequeños, lo que permite la impresión de materiales PP y PA6); ocho lámparas infrarrojas, así como calentamiento de la cámara de fabricación por los seis lados; doble distribución del polvo; y alta fiabilidad de la máquina.