En 2025, un 10% de los vehículos que se venderán serán ya eléctricos, frente al 1-2% de la actualidad. Así lo destacó Frank Torres, vicepresidente de Nissan Europa, en el marco del XXXI Encuentro de Automoción, organizado por IESE en Barcelona, donde instó también a los gobiernos a acelerar las medidas para mejorar la infraestructura de recarga de los vehículos eléctricos.

Falta infraestructura de recarga. No puede ser que los gobiernos pidan a los fabricantes que bajemos las emisiones y que después ellos no hagan nada. No quiero decir que tengan que hacerlas ellos pero sí deben impulsarlas”, aseguró el responsable, para añadir que compañías como Google y Uber, que muchos fabricantes de coches ven como competidores, no entrarán a ensamblarlos, aunque ha defendido su papel como "colaboradores" en la nueva era de la movilidad inteligente.

Por otro lado, Frank Torres destacó los desarrollos de Nissan en el ámbito del coche autónomo, entre ellos, el próximo lanzamiento de un mecanismo en el modelo Qashqai que permitirá la conducción autónoma en autopista sin cambiar de carril. En 2018, la marca japonesa pretende poner en marcha un coche que gestione automáticamente el cambio de carril en autopista, mientras que esperará hasta 2020 para lanzar en diez modelos no premium un sistema capaz de gestionar intersecciones en las grandes ciudades.