El OBD, las diferentes opciones de máquinas de diagnosis y la posibilidad para todos los talleres de reparar vehículos Euro 5 y 6, no hubiera sido posible sin el trabajo de lobby que en Europa llevó a cabo el sector de la posventa organizado en asociaciones europeas como Cecra. Su trabajo consiguió que el Reglamento Euro 5 y 6 obligará a los fabricantes a facilitar el acceso a la información técnica, cuya normativa de acceso (RMI) se está revisando actualmente en Europa.

Neofitos Arathymos, director de Tecnología de la Asociación Alemana de Talleres - ZDK y asesor técnico de Cecra en la Comisión de Acceso a la Información Técnica, tiene el nuevo reto para conseguir que los talleres puedan reparar los vehículos conectados. Invitado por el Gremi de Talleres de Barcelona, Arathymos abordará estos temas en una Jornada Técnica de Telemetría del Automóvil en Europa, que tendrá lugar el próximo 25 de febrero en Barcelona.

Desde la perspectiva de los talleres, el experto hablará sobre el acceso directo a la información técnica del propio fabricante, la implantación del sistema SERMI y la reducción de costes, la telemetría (conexión sin cables y en tiempo real), el eCall, así como el acceso y uso de los datos generados por los vehículos conectados (matriculados a partir de 2017).

Además, se podrá conocer, de primera mano, el trabajo que se lleva a nivel europeo para que la telemetría, como nueva metodología para la reparación, no suponga una amenaza a la libre competencia, a la innovación y a la libre elección de los consumidores.

“La información necesaria para los AI (agentes independientes) no siempre es de la misma naturaleza que la de los concesionarios autorizados”, según recoge el Estudio sobre acceso a RMI de 2014 y el Informe final de la Comisión al Parlamento europeo y al Consejo de diciembre de 2016, que también destaca que el objetivo es “crear y proteger unas condiciones de mercado justas para todos los tipos de servicios vinculados con la reparación y mantenimiento de vehículos de motor”.

En la actualidad, los talleres encuentran diferentes obstáculos y uno de los principales es el coste, “que hacen irreal la voluntad de la norma europea y les obliga a acudir al fabricante o, incluso, a rehusar trabajos”, aseguran desde el Gremi, que enfoca la jornada también en las consecuencias que para el sector reparador tiene la política de innovación de la industria, que ha pasado de fabricar coches a poner en el mercado vehículos que ofrecen servicios basados en la movilidad a sus usuarios.

Tras las conferencias y mesa de debate, donde se contará con la demostración de ejemplos prácticos para talleres, se abrirá un espacio abierto para que los asistentes planteen sus dudas y cuestiones a los ponentes y expertos.