OSVehicle, ARM, Pilot y Sensoria, socios tecnológicos estratégicos del Grupo Renault, han dado a conocer en el CES de Las Vegas proyectos de 'open innovation' y 'open source', proyectos que ilustran nuevas formas de imaginar la movilidad. Apoyándose en el trabajo realizado para Twizy, Renault ha puesto a punto POM, un vehículo eléctrico compacto y ligero desprovisto de piezas de carrocería y dotado de una plataforma automovilística 'open source'. Destinado a las start-ups, laboratorios independientes, clientes privados e investigadores, permite a terceros copiar y modificar el software existente para crear un vehículo eléctrico totalmente personalizable.

Gracias a la colaboración entre Renault y OSVehicle sobre el desarrollo de una plataforma 'open source' de fácil acceso para la comunidad, OSVehicle también propone servicios de diseño e ingeniería “a la carta” para una personalización completa. OSVehicle simplifica la fabricación, el intercambio, la distribución y la modificación hardware de los vehículos eléctricos.

Por su parte, la cooperación de Renault con ARM, proveedor de tecnologías de diseño de procesadores explotados por más del 80% de los dispositivos móviles, va a extender las posibilidades de la arquitectura hardware y software de Twizy para permitir la implementación de nuevas funciones, en particular la interoperabilidad con los dispositivos conectados basados en ARM. El ecosistema ARM hace evolucionar su arquitectura para asumir aplicaciones del automóvil como la ayuda a la conducción, el info-entretenimiento a bordo, la conducción autónoma, los cuadros de instrumentos de nueva generación y los coches conectados.

Por otro lado, Renault y Pilot, proveedor de accesorios electrónicos móviles y de accesorios para el automóvil, exploran las posibilidades del mercado de la pieza de recambio más allá de la esfera del automóvil tradicional. Al aunar la tecnología Light Pulse Cable de Pilot y el 'know-how' de Renault en materia de movilidad eléctrica, las dos empresas han creado el primer cable de recarga electro-luminiscente para vehículos eléctricos del mundo.

Diseñado para conectar un vehículo eléctrico a su borne de recarga, este cable indica el nivel de carga actual iluminándose y parpadeando de acuerdo con el flujo de electricidad. Cuanto menos elevado sea el nivel de carga, mayor es la circulación de la corriente y más rápido parpadea la funda del cable. La frecuencia del parpadeo disminuye a medida que la batería se va recargando y el cable ya no se ilumina cuando la carga está completa. Esta tecnología se inspira en un cable para smartphones y tablets recientemente comercializado por Pilot y basado en el mismo principio.