Los Tesla llevan instaladas ocho cámaras destinadas a servir de ojos al sistema de conducción autónoma, pero ahora mismo sólo se usan dos, según ha demostrado un conductor tapádolas. Desde el portal Gizmodo explican que todo comenzó cuando Elon Musk, CEO de Tesla, advirtió de que la nueva versión del software de conducción autónoma quizá necesitara algunos ajustes en las cámaras por su ángulo de inclinación, recomendando a los propietarios acudir con el vehículo a una revisión antes de usar Autopilot 2.0.

Intrigado por el comentario del ángulo, el propietario de un Tesla en Arizona (Estados Unidos) hizo una prueba tapando las cámaras con cinta adhesiva para tratar, a continuación, de conducir con el sistema autónomo activado a ver qué pasaba.

Los resultados del experimento improvisado, publicados en Tesla Motors Club, muestran que el sistema de pilotaje autónomo sólo necesita dos de las ocho cámaras que tiene. Por supuesto, sigue usando otros sensores como el radar, pero las cámaras que usa Tesla Autopilot 2.0 son las mismas que usaba Tesla Autopilot 1.0. Desde la compañía señalan que el nuevo sistema de conducción autónoma tiene que pulirse antes de resultar completamente efectivo.