El mercado de eléctricos en España sigue en fase emergente, pero cumpliendo hitos de cuando en cuando, como la esperada apertura de concesionarios Tesla para este mismo año. Sin embargo, el mercado de ocasión ya ofrece la posibilidad de comprar en nuestro país uno de estos modelos a un precio un 35% de media más económico que uno nuevo, según la plataforma internacional AutoScout24.

De momento, la disponibilidad del Tesla en el mercado de VO es reducida, apenas el 1,9% de vehículos eléctricos ofertados, pero sin un rodaje excesivo, ya que no superan los 105.000 kilómetros. Estas condiciones les convierten en modelos muy atractivos para los compradores, especialmente para ese perfil “fan”, de carácter aspiracional, que rastrea en el escaparate de Internet para conseguir a buen precio el coche de sus sueños.

Sin embargo, el vehículo eléctrico tiene todavía una representación muy testimonial en el mercado de vehículos nuevos. Si bien es cierto que las ventas registran una tendencia alcista (en lo que va de año las matriculaciones crecieron un 31,3%, hasta alcanzar las 651 unidades), factores como su elevado precio o una todavía incipiente red de infraestructuras de recarga frenan su desarrollo. De ahí que tengan todavía un peso relativo en el parque, con una cuota de mercado que no llega al 0,3%.

En consecuencia, la disponibilidad de eléctricos de ocasión es todavía reducida: la oferta creció un 23% en el último año, pero todavía es discreta en volumen. Además, las incertidumbres en torno a su valor residual o a la capacidad de los talleres para reparar estos modelos hacen que se mantengan en unos rangos altos de precio, siendo hasta un 15% más caros que los de combustión tradicional.

Según el director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas, “no hay tanta distancia entre el mercado de nuevos y el de ocasión. El primero siempre va por delante obviamente, pero el segundo está a unos pocos pasos por detrás y, si bien las tendencias del mercado tardan unos cuatro o cinco años en llegar al de usados, éste es capaz de ofrecer modelos tremendamente innovadores que quizás no pensamos que pueden conseguirse, como un Tesla, con las ventajas económicas que supone para nuestros bolsillos”.