El comportamiento del Índice Crédito y Caución de Incumplimiento en el primer trimestre de 2017 muestra una estabilización de los niveles medios de impago soportados por las empresas españolas, tras un cierre en 2016 que marcó el primer empeoramiento desde 2012.

El Índice de Incumplimiento, elaborado por la aseguradora de crédito, señala el signo y la intensidad de la evolución de los impagos que sufre el tejido empresarial ante la evolución del entorno económico.

El estallido inicial de la crisis provocó en 2008 una ola de impagos que multiplicó por tres los niveles soportados por el tejido empresarial. En el segundo trimestre de 2016, por primera vez en 13 trimestres, los niveles medios de impago soportados por la empresa española mostraron un cambio de signo, que quedó confirmado de forma clara en el tercer y cuarto trimestre.

En línea con esta estabilización de los niveles de impago, Crédito y Caución prevé para 2017 una caída de las quiebras empresariales en España en torno a un 8%, impulsada por el crecimiento del PIB, el robusto consumo, la caída del desempleo y el aumento de la inversión, la producción industrial y las exportaciones. A pesar de esa evolución, los niveles de insolvencia seguirán muy por encima en España de sus valores previos a la crisis con niveles de endeudamiento de familias y empresas por encima de los promedios de la Eurozona.