Conducir de noche, particularmente en carreteras sin iluminación, puede ser una experiencia angustiosa. Ford está desarrollando una nueva tecnología de iluminación que permitirá a los conductores identificar con mayor facilidad peligros potenciales como peatones, ciclistas o animales.

 

El sistema de iluminación frontal avanzado, que funciona mediante cámaras, amplía el haz de luz en cruces y rotondas para iluminar mejor los peligros que no se encuentran en la dirección de nuestro viaje. La nueva tecnología de iluminación ayuda a atraer la atención del conductor sobre peatones, ciclistas e incluso grandes animales que se encuentren en el trayecto del vehículo o incluso junto a la carretera.

"Mucha gente que conduce de noche ha tenido que reaccionar rápido cuando alguien o algo ha aparecido repentinamente en el camino, como saliendo de la nada. El avanzado sistema de iluminación frontal basado en cámaras ayuda a asegurar que el conductor sea alertado rápidamente sobre las personas o los animales que pueden representar un peligro", expresa Ken Washington, vicepresidente de Investigación e Ingeniería Avanzada.

El avanzado sistema de iluminación frontal está construido sobre el Sistema de Iluminación Adaptativa y el Reconocimiento de Señales de Tráfico de Ford, que se encuentran ya disponibles en los vehículos Ford, para ofrecer a los conductores una visibilidad mejorada en las rotondas, los stops y los ceda el paso.

Emplea también la información GPS para iluminar mejor las curvas y los cambios de rasante de una determinada ruta. Cuando no hay información GPS disponible, la tecnología utiliza una cámara de vídeo frontal que se encuentra sobre la base del espejo retrovisor para detectar las marcas de la calzada y predecir hasta qué punto se cierra una curva de la carretera, y utiliza esa información para iluminar esa área de manera más efectiva.

En una próxima evolución, la cámara archivará la información en el sistema de navegación. En el momento que el conductor vuelva de nuevo sobre ese trayecto, los faros se adaptarán al curso de la carretera de manera automática, iluminando mejor el camino.

El avanzado sistema de iluminación frontal basado en cámaras ha sido desarrollado en el Centro de Investigación e Innovación de Ford en Aachen, Alemania, y Ford espera que la tecnología esté disponible para sus clientes próximamente.

El sistema puede iluminar específicamente hasta dos elementos que supongan un peligro para el conductor, con un punto y una línea sobre la superficie de la vía, iluminada por dos faros LED especiales que se encuentran junto a las luces de niebla. Los objetos iluminados se muestran en la pantalla del interior del vehículo, enmarcados en rojo o en amarillo, dependiendo de la proximidad del objeto y el nivel de peligro que representan.