A través de su red de distribuidores en el Reino Unido, Ford está lanzando el servicio “Video Check” para proporcionar a los consumidores “una mayor transparencia y mejorar la satisfacción del cliente”, informa Faconauto. Con esta iniciativa, la marca espera ganar credibilidad en la identificación de la labor a realizar y un aumento de las horas de trabajo en el taller.

Este servicio permitirá a los técnicos que prestan servicio a los vehículos de Ford grabar cualquier trabajo adicional identificado y enviar un vídeo directamente al cliente, que son avisados a través de un SMS y por correo electrónico. Las imágenes se pueden ver en el móvil, la tableta o el propio PC, incluyendo, además, el precio de la reparación no prevista. El cliente puede autorizarlo con un sólo clic.

“Ford Video Check es una plataforma de comunicación basada en vídeo que proporciona confianza del consumidor, y repercute positivamente en las ventas del taller y en la satisfacción del cliente”, ha declarado Carlos Ovilo, director de Servicio al Cliente de Ford en Gran Bretaña.