La empresa Racso Soluciones está promoviendo la puesta en marcha de una nueva planta de reciclaje de neumáticos en el polígono industrial de Botos, en Lalín, con una capacidad de gestión y procesado de 15.000 toneladas de NFUs al año.

La Consejería de Medio Ambiente de la Xunta publicó recientemente en el DOG el informe de impacto ambiental del proyecto, que tendrá una capacidad de gestión y procesado de 15.000 toneladas al año, siendo su capacidad de almacenamiento de 248 toneladas, según informa la Voz de Galicia. La nueva planta se situará en las naves ya existentes, previamente acondicionadas, ubicadas en la parcela 16 del polígono de Botos y con una superficie construida de 4.181,92 metros cuadrados repartidos en planta baja y entreplanta.

El proceso productivo estará basado en la trituración de neumáticos, de cuyo resultados un 30% serán destinadas a la valoración energética y los restantes serán sometidos a un proceso de extracción del hierro, que será destinado a industrias siderúrgicas. Según el proyecto se recibirá unas sesenta toneladas de neumáticos al día, procediéndose en un primer paso a un proceso de separación entre neumáticos reutilizables y valorizables.

Estos últimos serán sometidos a una trituración primaria por medio de un molino y un separador magnético, con el que se espera obtener unas 18 toneladas al día de muestras troceadas de caucho destinados a empresas cementeras y 0,42 toneladas al día de hierro con destino a siderúrgicas.