En los dos primeros meses del año ambos tipos de vehículos, híbridos y eléctricos, acumulan ya unas matriculaciones totales de 8.874 unidades, volumen que supone una cuota del 4,1% con respecto al total del mercado, recogen los últimos datos de ANFAC.

Por un lado, las matriculaciones de híbridos en febrero alcanzaron las 3.947 unidades, un 89,4% más respecto al mismo periodo del pasado año. En el conjunto de los dos primeros meses del año, estos vehículos registraron un volumen total de 8.223 matriculaciones, con un incremento del 95,3% con respecto al mismo periodo de 2016. Del total, casi todas las matriculaciones (8.192 unidades) correspondieron a turismos y todo-terreno, mientras que Madrid y Cataluña son las comunidades copan el 52,7% del total del mercado.

Por su parte, los vehículos eléctricos registraron 380 matriculaciones en febrero, con un incremento del 49,6% frente a ese mismo mes del pasado año. En el primer bimestre de 2017, esta tecnología registró un total de 651 unidades, lo que supuso un crecimiento del 31,3% comparado con el mismo periodo del año 2016. De nuevo casi todas las matriculaciones (541) fueron de turismos y todo-terreno, correspondiendo también el mayor volumen a Madrid y Cataluña, con un 66,8% del mercado total.

Aunque el crecimiento de las matriculaciones de estos vehículos es cada vez mayor, su peso sobre el total del parque móvil circulante es todavía muy bajo, según ANFAC. “Desde el sector creemos que deben seguir planteándose iniciativas que estimulen el crecimiento de sus matriculaciones y logren una mayor importancia sobre el total del mercado. Algo que, de lograrse, tendrá claros beneficios medioambientales”.

España es el segundo fabricante europeo de vehículos y el octavo mundial, pero también, en los últimos años, nuestro país ha producido casi 44.000 vehículos con tecnología híbrida o eléctrica, mostrando la capacidad de la industria española para estar en la vanguardia de la movilidad.