Los concesionarios “continúan siendo necesarios y están adaptando su modelo de negocio y sus procesos a los tiempos actuales, con las nuevas tecnologías”. Así lo defendió el presidente de Faconauto, Jaime Roura, durante una de las ponencias del XXXI Encuentro de Automoción de IESE, celebrado en Barcelona el pasado 15 de noviembre.

“El concesionario sigue siendo el eslabón final de la cadena de valor del sector que llega al consumidor. No es un mero intermediario, sino un gestor profesional de servicios y de relaciones personales con los clientes”, señaló el máximo representante de la distribución oficial en su intervención.

En este sentido, Roura también apuntó que los concesionarios tienen que adaptarse rápidamente a los cambios que se están produciendo en el sector, debido a la gran cantidad de información que manejan los clientes. “Los verdaderos desafíos de la concesión serán tener una relación óptima con el cliente, innovar para tener un retorno mayor, aprovechar al máximo las nuevas tecnologías y hacer todo lo necesario para que el negocio sea rentable”.

Esta visión fue compartida también por Francisco J. Pérez Botello, presidente de Volkswagen-Audi España, y Luca de Meo, presidente de SEAT, quienes resaltaron la importancia que seguirán teniendo los concesionarios en sus estrategias de futuro y en su relación con los clientes.

Finalmente, Jaume Roura hizo un llamamiento para que estos cambios no hagan perder la perspectiva al sector de que la verdadera finalidad ha de ser conseguir la mayor rentabilidad posible para toda la cadena de valor de la automoción. “Las empresas se crean para tener dividendos y hay que adaptarse en cada momento a las circunstancias. Ésto lo tienen que entender los fabricantes para adaptar a la distribución”.