La disposición del cable de motor de arranque de los Jaguar F-Pace CO Motor Diesel 3.0, producidos en 2017, podría ser incorrecta y entrar en contacto con el soporte del motor.

Según informa una alerta de Aecosan (Nº: CCAA-135/2017), la fusión de la funda del cable de la batería y las piezas adyacentes podría causar la aparición de humo debajo del capó y, en casos extremos, un fuego debajo del mismo.

La empresa Jaguar Land Rover España ha comunicado a las autoridades de Consumo de la Comunidad de Madrid el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para revisar y, en su caso, sustituir las piezas afectadas.