Los talleres de reparación de automóviles en el barrio madrileño de Usera están siendo sometidos a una intensa campaña de vigilancia a raíz de varias denuncias vecinales, según informa el periódico El Mundo. En los últimos 15 días, la Policía Municipal del distrito ha descubierto irregularidades en al menos cinco de los siete talleres inspeccionados, varios de ellos regentados por ciudadanos chinos y dominicanos.

En los registros se han incautado 20 coches que carecían de documentación y se han requisado varios equipos de diagnosis y software piratas importados desde China. Según fuentes policiales, citados por El Mundo, “se trata de equipos que se compran por Internet a un precio irrisorio de 200 a 700 euros (los originales tienen un precio de entre 3.000 y 5.000 euros) y que luego se van actualizando periódicamente”. Los agentes consideran que estos establecimientos podrían llegar a incurrir en un delito contra la propiedad intelectual al manipular los coches con este tipo de dispositivos clandestinos.

Esta campaña se produce después de que los residentes hayan denunciado que los vehículos son arreglados y lavados en la calle, además de aparcar encima de las aceras. Las actuaciones de los agentes del distrito de Usera se han llevado a cabo en las calles de Nicolás de Usera, Olvido y Avenida de Orcasur, y van a seguir en los próximos días. Dos de los primeros talleres denunciados se encuentran en la Avenida de Orcasur y se enfrentan a una sanción administrativa que incluso podría acarrear el cierre de las instalaciones.

En la intervención se incautaron de 12 vehículos que carecían de los seguros de responsabilidad civil y que no habían pasado la correspondiente ITV, que fueron retirados por la grúa municipal al depósito. También se levantaron siete actas en materia de residuos peligrosos a la hora de manipular aceite usado, filtros, líquido de frenos, neumáticos y disolventes. Además, uno de los talleres ejercía la actividad de lavado de vehículos sin presentar la autorización de vertido y sin la licencia de actividad correspondiente.