Las cuentas de resultados de los concesionarios arrancaron 2017 mejorando el año anterior, con una rentabilidad del 1,2% hasta el mes de marzo, frente al 1% del primer trimestre de 2016, según refleja el Informe Rentabilidad de las Redes de Distribución elaborado por Snap On Business Solutions para Ganvam. Se trata del mejor comienzo de curso de los últimos tres años, desde que en 2014 se dejaran atrás los números rojos.

Ganvam atribuye esta mejora de los resultados al buen comportamiento del área de ventas, sobre todo tanto de nuevos como de seminuevos, pero también a la ligera mejora del resultado de la actividad de los talleres debido a la inyección de coches jóvenes al parque.

Por áreas de actividad, las ventas de vehículos aportaron el 54% de la rentabilidad al concesionario, lo que supone un 2% más que el primer trimestre de 2016. Si bien es verdad que las matriculaciones aumentaron casi un 8% en este periodo superando las 300.000 unidades, lo cierto es que los coches de ocasión también fueron grandes artífices de los buenos resultados del concesionario.

Así, las ventas de usados en concesionarios y compraventas crecieron más de un 52% en este periodo movidos principalmente por la fuerte demanda de seminuevos, que fue posible atender gracias al incremento de stock procedentes de alquiladoras. Así, la división de VO creció un 27%, aunque en términos relativos representa un 3,4%, frente al 3,6% del VN, porque sus operaciones dejan un margen bruto menor.

Este aumento de las ventas de coches nuevos y seminuevos tuvo un impacto directo en la posventa: la aportación de la actividad del taller al resultado del concesionario subió dos puntos porcentuales, hasta situarse en el 13%, como consecuencia del aumento del parque de coches bajo la garantía del fabricante, que ha potenciado las operaciones de mecánica y carrocería.

En cuanto a la aportación a la facturación, la posventa sólo dejó el 16% de los ingresos del concesionario, un 2% menos que un año antes, ya que la actividad de los recambios está perdiendo representación ante nuevas fórmulas de negocio, que se han hecho un hueco en el mercado al margen del control de la Administración, como es el caso de los talleres móviles o los boxes que fomentan el 'Do it Yourself'. Las ventas, por su parte, siguieron representando el 84% del volumen total de negocio, el mayor dato de los últimos ocho años.

Según el director general de Ganvam, Tomás Herrera, “el sector posventa tiene que lidiar con la competencia desleal de nuevos modelos de negocio que viven en un limbo legal en cuanto a obligaciones de consumo, prevención de riesgos o medio ambiente. Por eso, estamos pidiendo una actuación enérgica de las diferentes administraciones que persiga al ilegal y defienda al que cumple con la ley”.