La producción de automóviles en México seguirá creciendo a corto plazo, independientemente de lo que ocurra con los constructores estadounidenses como Ford, General Motors y Fiat Chrysler, según un estudio de LMC Automotive recogido por El Diario de Coahuila.

La firma considera que la producción mexicana mantendrá su ritmo de crecimiento hasta 2020, para pasar de 19% del total de la producción en Norteamérica al 26%, con independencia de la modificación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Esto se debe a que los fabricantes asiáticos y europeos como KIA, Nissan, Mazda, Honda, Toyota, Volkswagen, Audi y BMW incrementarán la oferta de vehículos en Estados Unidos fabricados en México, los cuales también se exportarán a otros países.

Los mismos datos indican que, en 2020, Volkswagen incrementará del 32% al 40% la oferta de coches importados de México en Estados Unidos, mientras que Mazda lo hará del 14% al 25%; Nissan, del 22% al 25%; BMW, del 0% al 18%; KIA, del 1% al 14%; Toyota, del 5% al 12%; y Daimler, del 0% al 5%.