En España se vendieron un total de 1.147.007 turismos en 2016, un 10,9% más que en el mismo ejercicio del año anterior, mientras que el mes de diciembre finalizó con un volumen de 96.886 unidades y un crecimiento del 9,3%. A pesar del buen comportamiento del mercado, desde ANFAC indican que “no se ha conseguido alcanzar ni siquiera los volúmenes de 2008, en el comienzo de la crisis, quedando todavía lejos del mercado potencial que se situaría, a corto plazo, en 1,3 millones”.

Las causas de este buen resultado son principalmente la mejora del clima económico, el esfuerzo comercial constante de concesionarios y marcas y la fuerte actividad turística, que se ha reflejado positivamente en el canal de alquilador, con un crecimiento este año del 16,8%, con un volumen total de 206.192. En diciembre, el canal rent a car registró unas matriculaciones de 10.078 unidades, con un incremento del 38,4%.

Desde la patronal destacan especialmente el “excelente comportamiento” del canal de empresas debido a la renovación y ampliación de las flotas, que ha impulsado el mercado. Las empresas aumentaron sus compras un 15,9% en 2016, con un total de 327.974 unidades, mientras que en diciembre adquirieron un volumen de 29.997 unidades, lo que representó un 20,8% más.

Por su parte, el canal de particulares en el primer semestre del año crecía a doble dígito, gracias al Plan PIVE 8. Pero en la segunda mitad del año la falta de este programa ha provocado, según ANFAC, una “ralentización importante”, siendo especialmente notable en el último trimestre del año. Este canal creció un 6,7% el año pasado, con un total de 612.841 unidades. En el mes de diciembre, sumó 56.811 unidades, con un crecimiento del 0,6%.

Por otro lado, la edad media del parque se situó en 2016 cerca de los doce años de edad, con una tendencia creciente que se mantendrá hasta, al menos, el año 2020 si no se toman las medidas adecuadas. De acuerdo al análisis de ANFAC, será necesario potenciar el mercado hasta 1,3 millones a corto plazo y a 1,5 millones en el largo plazo, consiguiendo que ésta sea una demanda de reemplazo del parque más antiguo para conseguir el objetivo de la rebaja de la edad del parque.

“Todavía estamos lejos del mercado potencial que le corresponde a España por su desarrollo económico, por lo que la fiscalidad y los programas de achatarramiento son herramientas fundamentales para impulsar el mercado y la renovación del parque”. Si, además, se aprovechase el buen contexto económico y la mejora del empleo prevista para 2017, la patronal augura que el mercado para 2017 podría situarse por encima de 1,2 millones.