Meyle, fabricante hamburgués de repuestos de automóviles, respalda al equipo masculino de 1ª. del FC St. Pauli Handball en la ejecución de su proyecto en Ruanda, África. El equipo, que Meyle apoya desde la temporada 2016/2017 como patrocinador principal, viajará en agosto a Ruanda por el lapso de dos semanas para finalizar la temporada. Allí, junto con el Club de balonmano Gorilla, el mayor club de balonmano de Ruanda, organizará talleres de trabajo (“workshops”) con sesiones de entrenamiento, capacitación, partidos amistosos y visitas.

Bajo el lema “Nunca jugaremos solos", la campaña deportiva -además de tener un carácter comunitario- ha de ser ante todo una señal de apertura y de reducción de los temores de contacto cultural. Dentro de poco, el equipo podrá en marcha una página web de “crowdfunding“ para recaudar donaciones y poder realizar el viaje y las acciones in situ. “Nos hemos preguntado si un viaje al final de la temporada -previsto por muchos equipos- podría ser utilizado para hacer algo bueno”, dice el capitán del equipo Arne Dohren refiriéndose al motivo de la campaña. “Con este proyecto queremos motivar a otros clubes a que elaboren campañas similares para involucrarse”.

Una campaña que Meyle acompaña con gusto apoyando al equipo, no solo con una donación, sino también con el transporte del equipamiento de balonmano a Ruanda. De la movilidad local se hará cargo un cliente de Meyle poniendo vehículos a disposición del equipo y prestando ayuda en la coordinación. “Estamos encantados de poder contribuir como patrocinador principal a esta gran campaña y de no solo hacer una donación, sino de prestar ayuda al equipo con nuestros contactos y experiencia en los procesos específicos de cada país”, dice André Sobottka, director de Ventas, Marketing y Comunicación de Meyle.