La tecnología para camión de ZF ha logrado superar las pruebas del Rally Dakar 2017, donde el equipo Kamaz Master ha logrado acabar en primer, segundo y quinto puesto de la clasificación general de camiones con la transmisión manual de 16 velocidades Ecosplit, que incluye un embrague y una caja de transferencia de tracción a las cuatro ruedas. Utilizando la misma tecnología de transmisión, el equipo dirigido por el piloto holandés Gerard de Rooy cruzó la línea de meta en un camión Iveco en tercera y cuarta posición.

La tecnología ZF garantizaba a los equipos estar perfectamente equipados para la carrera. Compitiendo en un Kamaz, Eduard Nikolaev ganó la general con un tiempo total de 27 horas, 58 minutos y 24 segundos, mientras que sus compañeros de equipo Dmitry Sotnikov y Airat Mardeev llegaron en segundo y quinto lugar, respectivamente.

Los tres vehículos estaban equipados con la transmisión manual de 16 velocidades Ecosplit incluyendo el embrague de ZF. La transmisión alcanza un par máximo de 3.600 Nm y su aplicación precisa de potencia hace que sea un candidato perfecto para la conducción fuera de carretera. Además, el soporte neumático Servoshift permite cambios de marcha rápidos con poca fuerza.

Por su parte, Gerard de Rooy llegó en tercer lugar y su compañero de equipo, Federico Villagra, logró la cuarta posición en la general, ambos en un camión Iveco. Todos los vehículos del primero al quinto puesto disponían de una caja de transferencia de dos etapas de ZF, que proporciona una distribución óptima de la fuerza y capacidad todoterreno. Con su diseño ligero, estos sistemas son ideales para los desafíos del deporte de carreras como el Dakar.

(Foto: Richard Kienberger)