El equipo Toyota Gazoo Racing ha ganado las 24 horas de Le Mans, celebradas del 16 al 18 de junio. El coche, con el que Fernando Alonso venció es el TS050 Hybrid luciendo la decoración que enfatiza que fabricantes de sistemas y componentes han colaborado en ese logro en el Campeonato Mundial de Resistencia 2018-2019 y, entre ellas, Denso ocupa un lugar destacado.

Como ya contamos en Posventa.info, el tren motriz THS-R (Toyota Hybrid System-Racing), desarrollado en el Centro Técnico Toyota Higashifuji en Japón, no sólo sigue el sistema de tracción / regeneración de cuatro ruedas existente, sino que también mejora la confiabilidad del motor, motores eléctricos / generadores y baterías. El TS050 Hybrid cuenta con motor híbrido delantero de Aisin AW y motor híbrido trasero de Denso, y está equipado con neumáticos Michelin.

Akio Toyoda, presidente de Toyota Motor Corporation, ha declarado que la mejora contínua es "una idea común en Toyota y ahora los miembros del equipo de racing también lo entienden vinculado a la victoria, así que creo que nos acercamos un paso más a la realización del proyecto". Un anuncio de nuevos desarrollos luchando por nuevas victorias.