Mann Hummel responde a la nueva normativa Euro VI, consciente de los altos niveles de aire contaminado a los que los vehículos comerciales están expuestos.

Sin duda, el aire con polvo u hollín es una constante en las zonas de construcción y minería, donde los vehículos trabajan en condiciones extremas. Por ello, para proteger los motores y sus componentes de un mayor desgaste y un mal funcionamiento, se requieren filtros de aire eficientes.

Todos los camiones matriculados a partir de 2014 deberán cumplir con la normativa Euro VI, llevando a cabo un control óptimo del motor con los nuevos límites de emisiones contaminantes.

En la actualidad, los fabricantes de camiones están instalando cada vez más caudalímetros en sus vehículos comerciales. Sin embargo, estos sensores sólo funcionan adecuadamente cuando el aire de admisión del motor carece de agentes contaminantes.

Mann-Filter aplica tecnología de nanofibras para conseguir un aire especialmente limpio para el motor incluso en un entorno altamente polvoriento. Su Micrograde A-NF emplea los últimos medios filtrantes de aire recubiertos con nanofibras para los modelos de camión TGL y TGM de tamaño mediano y pequeño.

Los medios Micrograde A-NF están provistos de un material portador de celulosa recubierto, con unas capas extremadamente delgadas de fibras de polímero ultrafinas, invisibles a simple vista.

Tienen un diámetro medio de 0,15 micrómetros o 0,00015 milímetros, lo que las hace hasta 500 veces más finas que un cabello humano y hasta 300 veces menor que las fibras del material portador. Como consecuencia, la superficie sobre la que se pueden depositar las partículas de polvo es mucho más grande, aumentando la eficacia del filtro de un modo notable.