Brembo, firma especializada en el segmento de fricción, logró unos ingresos durante el pasado ejercicio de 1.566,1 millones de euros, un 12,8% que en 2012.

El margen de crecimiento fue del 13,5% en EBITDA (212,1 millones de euros) y del 7,8% en EBIT (121,4 millones de euros). En este sentido, el beneficio neto creció un 14,4%, hasta los 89 millones de euros.

Por su parte, las inversiones ascendieron a un total de 130,9 millones de euros, para incrementar la capacidad de las plantas de Estados Unidos, Brasil y China.

El presidente del grupo, Alberto Bombassei, expuso que "estamos muy satisfechos con los resultados conseguidos en 2013, tanto en términos de ingresos y márgenes, como en deuda".

"Estas cifras son el resultado de nuestra estrategia de internacionalización que, gracias a la aceleración de los últimos cinco años, ha apoyado a las ventas en todos los sectores, a pesar del estancamiento general del mercado automovilístico italiano y europeo", agregó el dirigente.