Ferrari, al comenzar a desarrollar el vehículo más avanzado y potente de su historia, recurrió a la ayuda de Delphi Automotive en dos sistemas clave para incrementar el rendimiento del vehículo y al mismo tiempo reducir sus emisiones.

Delphi desarrolló una de las partes más importantes del vehículo: los arneses eléctricos para los sistemas de alto y bajo voltaje de su arquitectura eléctrica/electrónica. Para ello utilizó un sofisticado software conocido como Delphi Velocity™ Tool Suite, en el que se emplean herramientas integradas de diseño, análisis y simulación.

Al aplicarlo al híbrido de Ferrari con motor de gasolina y eléctrico LaFerrari, el arnés eléctrico de alto voltaje permite aportar impulso energético y, al mismo tiempo, reducir las emisiones de CO2. El cableado de alto voltaje se utiliza para suministrar energía de la batería al inversor y a los motores.

Asimismo, Delphi trabajó en estrecha colaboración con los ingenieros de Ferrari para desarrollar un sistema de aire acondicionado completo para el modelo LaFerrari. Su objetivo es que resultase ligero y proporcionase una comodidad óptima para todos los pasajeros, además de la refrigeración necesaria para mantener la temperatura idónea de las baterías de alto voltaje.

El sistema de aire acondicionado, que utiliza un compresor eléctrico y satisface las necesidades tanto de la conducción híbrida como de la eléctrica, proporciona unos niveles más elevados de rendimiento del combustible, disponibilidad de potencia del motor y control de la refrigeración de la batería híbrida. En este sistema también se emplea un intercambiador de calor (enfriador) de desarrollo reciente que refrigera la batería para garantizar su seguridad y durabilidad.

El sistema de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC) de Delphi para el modelo LaFerrari permite 3,5 Kw. de potencia de refrigeración adicional con el sistema híbrido. Para los pasajeros, esto supone un consumo de combustible menor sin tener que sacrificar comodidades básicas en el habitáculo.