Las emisiones medias de los coches vendidos en nuestro país en el primer trimestre del año han marcado su mínimo histórico, hasta situarse en los 123 gramos de CO2 por kilometro recorrido, lo que supone un descenso del 4,5% respecto al dato del mismo periodo del ejercicio anterior, según un informe de la consultora MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto).

La patronal de los concesionarios ha indicado que el Plan PIVE está contribuyendo a que esta media baje más rápidamente, ya que incentiva la adquisición de modelos eficientes y que, en consecuencia, emiten menos CO2. "El PIVE está dando respuesta a la demanda que las familias tienen de modelos más eficientes, con un menor consumo de combustible. Este cambio en los hábitos de compra está haciendo que las emisiones medias de nuestros coches caigan más rápidamente, y es una tendencia que ha venido para quedarse", ha dicho Jaume Roura, presidente de Faconauto.
Faconauto ha indicado, asimismo, que esta reducción está relacionada con el esfuerzo tecnológico que están haciendo los fabricantes en los últimos años.
En lo que va de año, el 60% de los coches que se vendieron en nuestro país emitían menos de 120 gramos de CO2 por kilómetro recorrido, sumando un total de 108.052 unidades, lo que supone un crecimiento del 3,6% respecto al año anterior. Esto quiere decir, que más de la mitad de los turismos ya no pagan impuesto de matriculación.
La media de emisiones registrada entre enero y marzo mantiene a nuestro mercado por debajo del límite establecido por la Unión Europea, que fijó que la totalidad de los coches que se vendan a partir de 2015 tendrá que emitir menos de 130 gramos de CO2 por kilómetro recorrido.