Una encuesta indica que los españoles somos, de entre todos los países de la Europa occidental, los más proclives a recurrir al crédito comercial para sus ventas B2B, tanto en el mercado nacional como en el foráneo.

En promedio, el 69,1 % del valor total de las ventas nacionales y el 63,3 % de las extranjeras B2B se realizan a crédito. Mientras, los promedios para Europa occidental son del 48,1 % en el caso del mercado nacional y del 41,9 % para el extranjero).

Durante el último año, las ventas B2B realizadas a crédito en el mercado español por encuestados españoles cayeron un 5,5 %, al tiempo que las ventas a crédito al extranjero lo hacían en un 3,2 %. Estos resultados concuerdan con la caída media del 8 % en la proporción de ventas B2B a crédito en Europa occidental.

El sector manufacturero español es el más proclive a ofrecer crédito a los clientes B2B en el mercado nacional y en el sector mayorista-minorista de distribución a escala internacional. Por el contrario, el de los servicios financieros es el que menos recurre al crédito en sus operaciones con clientes B2B..

Del mismo modo, las grandes empresas españolas se muestran más inclinadas a vender a crédito a clientes nacionales, mientras que las empresas medianas lo hacen con los clientes de exportación. Las pequeñas empresas son las menos proclives a ofrecer crédito a sus clientes B2B nacionales o extranjeros.