Los modelos Dacia Logan II, Logan II MCV, Sandero II (X52), Dokker (X67) y Lodgy (X92), fabricados entre el 1 de marzo y el 7 de abril de 2018, pueden sufrir fugas de gas en el nivel de una de las soldaduras del convertidor catalítico, como consecuencia de un fallo en el proceso de fabricación.

Según informa la Agencia Aecosan, en una nueva Red de Alerta (Nº: CCAA-404/2018), Renault España Comercial ha comunicado a las autoridades de Consumo de Castilla y León el problema de los vehículos y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para controlar la soldadura del convertidor catalítico y, si fuera necesario, proceder a su reemplazo.