Los nuevos modelos de automóvil en Estados Unidos deben incorporar por ley un sistema de monitorización que avise a los conductores si la presión de los neumáticos es anormal. Recordemos que lo mismo sucede en Europa desde noviembre de 2014.

 

Los sensores existentes incorporan una pequeña batería, que supone un coste ecológico y ambiental relevante si se tiene en cuenta una flota de millones de coches. Una pequeña empresa de San Sebastián ha optado por evitar estos gastos de una forma tajante: eliminando las pilas.

¿Cómo es posible que un sensor inalámbrico funcione sin estar conectado a la corriente eléctrica o a una batería? "No es magia, se alimenta de las radiofrecuencias que sirven para contener tanto energía como información", aclara el responsable del proyecto, Daniel Pardo.

Esta tecnología RFID (del inglés Radio Frequency Identification) contiene antenas que les permiten responder a radiofrecuencias recibidas.

Basándose en esa tecnología, una firma vasca ha desarrollado un chip que, además de comunicarse con los lectores de RFID a través de radio, también da la medida de un sensor. En este caso, optan por medir la presión de los neumáticos por su utilidad comercial, pero podría utilizarse en infinidad de situaciones, desde medir temperatura a luminosidad.

"El único requisito es que el sensor sea de bajo consumo", indica el investigador. Sólo entonces es factible que funcione de forma inalámbrica y sin baterías.
Los coches ya advierten de un sinfín de situaciones, desde el bajo nivel de aceite al fallo de una luz. El siguiente paso es alertar del estado de una de las partes más importantes del vehículo: los neumáticos. Sin duda, la instalación de este tipo de sensores aumentaría la seguridad, pues el correcto inflado de las ruedas repercute sobre la frenada.

El menor peso de la rueda junto a la optimización de su uso contribuiría al ahorro de combustible y, por ello, a una menor contaminación: no sólo se gastaría menos gasolina sino que la goma duraría más. Y eso sin olvidar la eliminación de un elemento tan contaminante como son las pilas.