Connection Soft Service (CSS) es una empresa muy comprometida con un objetivo: ayudar a los talleres a ser más eficientes y rentables.

Como consultores de soluciones tecnológicas de gestión para empresas de automoción, desarrollan herramientas adaptadas a las necesidades del mercado. Aplicaciones que, desde 1991, marcan la referencia a los profesionales de la posventa y evolucionan con sus necesidades.

Sin duda, el 'Cloud Computing' ha dejado de ser un término extraño o una moda pasajera. De hecho, las inversiones de empresas de todo tipo en la famosa "nube" no dejan de crecer, dibujando un presente-futuro dominado por las tecnologías basadas en Internet.

Conscientes de esta realidad, en Connection Soft Servicefueron pioneros al acercar el 'Cloud Computing' a las empresas de automoción, abriendo las puertas a talleres, concesionarios y distribuidores a recursos tecnológicos que parecían únicamente al alcance de grandes multinacionales.

Mediante sus herramientas de gestión ponen a disposición de las empresas del sector los medios, servicios y experiencia de su equipo, para que externalicen completamente aspectos de su sistema informático, asesorándolas en cada momento y marcando la pauta al resto de herramientas de gestión de taller.

Por ejemplo, la tecnología SaaS (Software as a Service) de CSS mejora la rentabilidad de las empresas que la utilizan. ¿Cómo? Gracias a un modelo de implantación de software online que ofrece al taller un servicio a la carta, adaptado a sus necesidades presentes y futuras.

Remarcar que los usuarios suscritos a los servicios de CSS, además de ganar en eficiencia y seguridad, pueden ahorrar hasta un 70% de los costes de la gestión de la empresa.

El gasto en software deja de ser una inversión y se convierte en un coste operativo, ya que el acceso al mismo se hace en régimen de alquiler, a un precio muy competitivo, en lugar de tener que comprarlo.

De este modo, los talleres dejan de necesitar un técnico especializado en la aplicación del software de gestión y pagan únicamente por los servicios que necesitan, que siempre se ofrecen en su última versión y a salvo de caídas o virus.