La constante alternancia entre los espacios interdentales durante la rotación de la rueda provoca un cambio del campo magnético en el sensor ABS, dando como resultado la inducción de tensiones alternas sinusoidales. Su frecuencia dependerá de la velocidad de la rueda y se evalúa mediante la unidad de control del sensor ABS. La corona de ABS está fabricada con acero de alta calidad y está recubierta de un protector en la superficie. Para garantizar una precisión de ajuste el 100%, la corona de ABS se somete a pruebas con la máquina de medición de cotas de Diesel Technic.

Se trata de un componente muy importante para la seguridad del sistema de frenos. Durante el desmontaje, el material y el revestimiento del material se deforman. Una vez desmontada, la corona de ABS debe ser siempre sustituida, de lo contrario se producirá un error electrónico en el sistema de frenos.

Antes de la instalación, Diesel Technic recomienda limpiar la superficie de montaje y comprobar la tolerancia dimensional. A continuación, habrá que colocar el anillo de ABS sobre el lugar de montaje y utilizar la herramienta específica para ello. Comprobar que el sensor de ABS se mueve libremente y, en caso de que haya algún sensor fijo, que esté firmemente asegurado. Después, establecer la separación entre el sensor y el anillo de ABS.

Las coronas de ABS tienen forma redonda, ya que se colocan dentro y sobre cubos de rueda, discos de freno o ejes de transmisión. Por tanto, el diámetro de instalación debe ser totalmente exacto. Los anillos de ABS vienen caracterizados por sus dientes y sus espacios interdentales.