Se ha escrito mucho sobre la reprogramación de centralitas, expone Lizartronics a través de su blog, y a pesar de ser defensores que un trabajo profesional y bien hecho siempre ofrece unas garantías, no debemos obviar los riesgos o desventajas que esto puede acarrear en tu vehículo. Se trata de una intervención que debe ser siempre abordada por especialistas.

 

Denominamos "riesgos" a los fallos o consecuencias negativas derivadas del desconocimiento o un trabajo realizado por un no profesional.

Sin duda, tan importante es una correcta modificación de los mapas, como el 'Checksum' incluido en dicha modificación, debido a que un software incorrecto o pirata puede provocar que el vehículo no arranque, o pare después de iniciada la marcha.

Otro de los denominados "riesgos" consiste en la sustitución o modificación del chip de potencia (chip que incluye todos los parámetros de funcionamiento del vehículo) por otro que no esté actualizado y pueda dañar la centralita, al igual que la comunicación con máquinas piratas o el uso o modificación de software o hardware no originales, o de origen desconocido.

Si tenemos que buscar algún punto negativo ante una reprogramación bien hecha, desde Lizartronics nos muestran las desventajas de reprogramar una centralita:

Si realiza una conducción agresiva, se verá reducida la vida del motor. Esto también ocurre sin haber realizado ninguna modificación, pero en el caso de haberla hecho, el porcentaje de desgaste del motor será aún mayor.

Garantía de origen. Si el vehículo está todavía en plazo de garantía, a pesar de ser prácticamente imposible detectar la reprogramación, en caso de detectarlo se pierde automáticamente esta garantía. Esto ocurre ante una modificación de cualquier tipo.