La Agencia Aecosan alerta de un problema de varios modelos 2018 de Opel: Astra J GTC, Astra K, Zafira C e Insignia B. En ellos, el tubo de aceite del turbocompresor puede no estar correctamente instalado al conector de la bomba de aceite: el plástico que fija el anillo puede no estar correctamente cerrado.

En el peor de los casos, el aceite podría escapar por la junta y caer sobre alguna de las partes calientes del motor pudiendo inflamarse, informa la Red de Alerta (Nº: CCAA-203/2018).

En consecuencia, Opel España ha comunicado a las autoridades de Consumo del Gobierno de Aragón el problema del vehículo y las medidas que voluntariamente ha adoptado, consistentes en contactar con los propietarios de los vehículos afectados para verificar la correcta conexión del tubo de alimentación de aceite del turbocompresor y, en su caso, reparar.