Tanto en Hollywood como en el cine europeo podemos encontrar cinco actores que se dedicaron a la mecánica antes de triunfar en el mundo del celuloide, recoge el portal Canal44.com. Entre ellos, Johnny Depp, que contó en una entrevista que trabajó en una estación de servicio y que luego fue derivado a un taller.

Igualmente, Morgan Freeman arregló automóviles y, años más tarde, interpretó a un mecánico, mientras que Oona Chaplin, nieta de Charles Chaplin, confesó que su primer acercamiento con la mecánica fue únicamente por morbo.

El fallecido Bud Spencer, actor, guionista, productor, cantante y campeón de natación, y el español José Sacristan también trabajaron como mecánicos antes de seguir la senda del cine.