En 2008 DuPont introdujo el Kevlar y el blindaje Armcon SentryGlas en Brasil en coches dirigidos a las familias de clase media que viven en entornos peligrosos.

Ahora, quiere blindar los taxis que transportarán a los visitantes entre los distintos eventos del Mundial de fútbol del 2014 y los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro en el 2016.

"Queríamos llevar una solución a las familias que quieren protección pero no tienen el dinero para comprar un auto blindado clásico", dijo Carlos Benatto, gerente de negocios de DuPont Armura.

El kit de blindaje cuesta unos 9.000 euros, ofrece tres años de garantía, pesa unos 90 kilos y tarda 15 días en instalarse y proporciona protección para balas del calibre 38 (munición SWAT). Un técnico homologado por DuPont cambia las ventanas por SentryGlas y coloca paneles Kevlar detrás de los tableros de la puerta. Por su ligero peso, el equipo no reduce la eficiencia del combustible, según la firma.