La Hacienda foral de Vizcaya ha descubierto una trama organizada para defraudar el IVA y el Impuesto de Matriculación en la adquisición de vehículos de media y alta gama a través de concesionarios situados en zonas fronterizas de Francia. El caso afecta a 267 vizcaínos y el fraude asciende a más de 1,2 millones de euros, según informa Europa Press.

Según ha informado la institucion foral, los integrantes de la red captaban a sus clientes en Vizcaya, gestionaban la adquisición de los vehículos en los concesionarios franceses y falsificaban las facturas de venta simulando que los vehículos habían sido adquiridos en España. Mediante este mecanismo, dejaban de ingresar el IVA y declaraban unos precios muy inferiores al valor pagado defraudando el Impuesto de Matriculación.

Según ha precisado, tras una exhaustiva investigación, realizada por la Inspección Foral de los Tributos, se ha descubierto que respondía a una trama organizada que ha defraudado los citados impuestos afectando a 267 contribuyentes vizcaínos y habiendo dejado de ingresar en la Hacienda de Vizcaya más de 1,2 millones de euros.

Como los responsables de pagar los impuestos son los propios compradores, el Departamento de Hacienda está exigiendo a todos ellos, por los procedimientos reglamentariamente establecidos, el importe de los impuestos no pagados más los correspondientes intereses de demora y las sanciones administrativas que sean procedentes.