El Consejo de Ministros ha aprobado la concesión de un total de 220 millones de euros en ayudas destinadas a financiar un total de 117 planes de competitividad de la industria automovilística, que se desarrollarán en este año.

La finalidad del Plan de Competitividad para el sector de la automoción es potenciar actividades estratégicas, claves para acelerar la evolución del sector hacia modelos de producción más avanzados, eficientes y respetuosos con el medio ambiente, y hacia productos de más valor añadido, que reduzcan el impacto ambiental durante su ciclo de vida y que mejoren su seguridad, contribuyendo con ello a la generación o, al menos, el mantenimiento de empleo.

El plan pretende favorecer el posicionamiento estratégico del sector, haciendo una apuesta por inversiones y actuaciones punteras que aseguren su continuidad en España, anticipando lo que van a ser los segmentos de mercado más competitivos en el futuro: coches híbridos, eléctricos, de reducidas emisiones de CO2 o de mayor seguridad.