La Asociación de Empresarios de Automoción de Gipuzkoa, Aega, miembro de CETRAA, considera positivas las ayudas comprometidas por el Plan PIVE que significan para Gipuzkoa que se podrá renovar el 5% del parque de vehículos existentes en la actualidad, unos 16.000 vehículos.


Está previsto que el plan Pive se extienda hasta el próximo 31 de marzo pero Aega tiene claro que los fondos se acabarán "en muy poco tiempo" porque, según señaló su secretario general, Juan Mari López, "la gente lo estaba pidiendo a gritos". El representante de la asociación guipuzcoana valoró que el Ejecutivo ha presentado el plan por sorpresa, sin haberlo anunciado antes, lo que ha evitado una paralización de las ventas en el periodo anterior a su aprobación, como ha sucedido en otras ocasiones con incentivos similares.
En principio, desde este próximo lunes los concesionarios guipuzcoanos podrán empezar a gestionar las ayudas. López calificó de "positivo" el cambio en el sistema que se va a emplear a la hora del otorgamiento de las subvenciones porque "corrige los graves errores cometidos con el anterior plan, el Vive". Ahora los establecimientos de venta introducirán en el programa informático del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (Idae) la solicitud de la ayuda y el sistema le informará de si todavía hay cupo. Durante la vigencia del plan Vive, hace tres años, Aega criticó que se habían producido situaciones de subvenciones solicitadas y aparentemente concedidas pero que, posteriormente, no fueron otorgadas porque los fondos se habían terminado sin previo aviso.
López insistió en que el plan recién aprobado "era totalmente necesario" ante la fuerte caída de las ventas de automóviles que se sigue produciendo a causa de la contracción del consumo en el actual entorno de crisis económica. El secretario general de Aega lamentó que "podía haberse aplicado el programa un poco antes" y recordó que el deseo de los fabricantes es que este tipo de iniciativas "se mantuvieran con carácter más indefinido".
El representante de Aega insistió en la necesidad de que las instituciones articulen más a menudo este tipo de iniciativas porque "salen ganando". En ese sentido, remarcó que "cuando el Gobierno pone en marcha un plan de apoyo a la compra de automóviles recauda vía tributaria (IVA e Impuesto de Vehículos) más que el dinero dedicado a las subvenciones, por lo que estos programas no suponen coste alguno para el erario".

Fuente: www.noticiasdeguipuzkoa.com