Asetra colabora desde hace varios años con el Área de Planificación Ambiental de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del territorio de la Comunidad de Madrid. Entre las acciones que realizan conjuntamente está la actualización periódica de un test de "diagnóstico medioambiental", adaptado a las peculiaridades del sector.
Este test, que fue actualizado la semana pasada, permite a los talleres evaluar de manera directa su grado de cumplimiento de la normativa vigente y conocer sus obligaciones en función de sus especialidades, consumos e instalaciones. Y se centra en aspectos como la Licencia Municipal de Actividad; la producción de residuos y su comunicación previa; el envasado, etiquetado, almacenamiento, gestión y documentación de residuos peligrosos; las particularidades específicas de algunos residuos, como aceites usados, baterías o neumáticos, las emisiones a la atmósfera -incluyendo áreas específicas como chapa y pintura-; las aguas residuales, el suelo o los vertidos.
El diagnóstico ambiental consta de dos documentos, un cuestionario de autoevaluación y una guía de apoyo donde se resumen los aspectos más destacados. Para descargártelo o consultar, pincha aquí.