El sector del automóvil quiere cada vez una mayor presencia en Internet. Si hace unos días se conocía que Google prueba ya un buscador de coches online, ahora es BMW la que ha decidido apostar por la venta en la Red, buscando un canal de distribución más asequible que le ayude a recortar gastos, sobre todo, en sus modelos eléctricos.

Una plataforma online sostendrá la demanda de la flamante submarca "i" de BMW; además, la marca bávara abre en Londres la primera sala de exposición dedicada a estos modelos, aunque aún no será concesionario, pues sólo se mostrarán prototipos e información adicional sobre dichos coches, ya que las primeras unidades no saldrán a la venta hasta entrado el próximo año.

La opción de venta online permitirá a BMW recortar los gastos de distribución que supone implementar concesionarios propios para su nueva submarca. El canal de venta digital está dirigido a una generación de conductores acostumbrados a realizar compras diarias en la Red y desde BMW prometen que será una evolución de la típica configuración de coches que ofrecen la mayoría de los fabricantes en sus páginas web.