El fabricante de componentes del sistema de frenado Brembo ha anunciado sus resultados para los nueve primeros meses de 2012, en los que sus ventas se incrementaron un 10,5% hasta los 1.044,6 millones de euros. Por regiones, destacan los incrementos en Alemania (un 21,8%) y América del Norte (un 30,3%).

Asimismo, su beneficio neto se incrementó un 59,8% hasta los 49 millones de euros, mientras que las inversiones ascendieron hasta los 95 millones de euros. En palabras de su presidente, Alberto Bombassei, "siempre he estado convencido de que la capacidad de innovación, unida a una constante búsqueda de la calidad, son las bases del éxito de una compañía como la nuestra, incluso en un escenario de crisis. Estas cifras son una muestra de la solidez del grupo Brembo, que ha mostrado beneficios continuos y una entrada gradual en nuevos mercados fuera de la Unión europea, como en los Estados Unidos. La situación en el Viejo Continente continúa difícil, con la excepción de Alemania, un mercado que sigue creciendo y que se mantiene como el principal para nuestra compañía".