El sector de recambios y accesorios de vehículos de la provincia de Pontevedra descendió entre un 20 y un 30% de media su actividad con respecto a hace tres años, según datos de la asociación provincial ARPO (Asociación de Empresarios, Comerciantes Libres de Recambios y Accesorios de Vehículos, de la Provincia de Pontevedra), que aglutina al 74% de las empresas que hay en la zona.

Este dato lo aportó su presidente, José Vázquez, en el debate "Presente y Futuro de la Posventa" que tuvo lugar ayer en Vigo. Según Vázquez, la falta de financiación y las dificultades de cobro como los principales problemas "y pese a que hay reparación de coches, son las justas y necesarias y cada vez se prolongan más los mantenimientos". La reunión, que contó con la presencia de Miguel Ángel Cuerno, presidente de Ancera, también abordó aspectos como las homologaciones del tuning en la ITV o las actuaciones de diversas aseguradoras, que obligan a los talleres a comprar determinados recambios a determinados proveedores.