Ford, a través de su presidente, Alan Mulally, ha reafirmado su apuesta por el mercado europeo, a pesar de la fuerte caída de ventas que sufre en muchos de sus mercados, en especial en los países del sur del continente y en España en particular.

Para ello Ford anuncia una avalancha de productos basados en la estrategia One Ford, por la cual se fabrican los modelos de un mismo segmento en una misma plataforma para luego venderlos en todos los mercados mundiales.

Esta ofensiva requerirá un esfuerzo por parte de los concesionarios, según comunicó el máximo responsable de Ford en Europa, Stephen Odell. Se trata de que los clientes se sientan más cómodos en los concesionarios de la marca. De momento, los cambios se han realizado en 24 concesionarios piloto de Europa pero debe ir extendiéndose a la totalidad de los establecimientos.

Un esfuerzo para los concesionarios de muchos países de Europa, como España, que atraviesan fuertes caídas de ventas. El hasta ahora presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold ha comentado en su cuenta de twitter ‏@HAUPOLD que "los estándares los pagan los clientes" Un modo de pedir prudencia en momentos en que las ventas están bajo mínimos y se baten records en descuentos y promociones.