Con motivo de la presentación del "Plan 360 de impulso a la posventa" Ganvam, a través de su director general, Tomás Herrera, dibujó el panorama actual de los talleres de reparación de automóviles y para ello utilizó una serie de cifras que realmente ilustran la actualidad del sector y su evolución durante los últimos años.

Según los datos presentados por Tomás Herrera la reparación de automóviles supone un 1,2% del PIB. Sin embargo el sector ha perdido el 31% de su facturación en los siete últimos años y, en ese mismo periodo, se ha cerrado el 13% de los talleres, cerca de 7.000 talleres han cerrado sus puertas según las cifras de Ganvam. De este modo se ha pasado de los 50.000 existentes en el 2007 hasta los 43.000 actuales.
En cualquier caso Juan Antonio Sánchez, presidente de Ganvam, defendió en ese mismo encuentro la necesidad de crear un registro de talleres que permita no solamente conocer la cifra exacta de talleres existentes sino que ponga en evidencia a los que están trabajando al margen de la legalidad.
Al continuar su relato Tomás Herrera subrayó que en estos siete últimos años se ha reducido en un 27% el paso de vehículos por los talleres; los vehículos de nuestro parque de automóviles han hecho en 2.014 40 millones menos de desplazamientos que en el 2.007 y se ha alterado profundamente la relación entre pasos por el taller para mantenimiento o reparación. De este modo se ha pasado de una situación en la que la mayoría de los pasos por el taller tenían por motivo el mantenimiento a que, en la actualidad, se realizan dos reparaciones por cada mantenimiento. En palabras de Tomás Herrera "sólo se lleva el coche al taller en caso límite".
En ese periodo de siete años el parque de vehículos ha envejecido. Ahora mismo "disfrutamos" del segundo parque más viejo de Europa tras Grecia. Sólo el 17% del parque tiene menos de cinco años: El 31% tiene entre 5 y 10 años y el 51%, más de la mitad del parque, supera los 10 años.
Esto no significa que aumenten las reparaciones. Cada vez que Audatex, Gipa o GT Motive presentan sus estadísticas inciden en que "cuanto más viejo es un vehículo, menos dinero se dedica a su mantenimiento y reparación".
Las estadísticas de la DGT ponen en evidencia, de modo trágico, esa realidad: en enero de 2.014 la edad media de los vehículos implicados en accidentes con víctimas mortales era de 11,5 años. En enero de 2.015 la edad media de ese mismo tipo de vehículos era de 13,5 años.
Los planes PIVE han servido para retirar de la circulación unos 800.000 vehículos con una media de 16 años. A pesar de ello el parque continúa envejeciendo con sus consecuencias en pérdida de vidas (lo más importante); perjuicios para el medio ambiente ya que los vehículos más viejos consumen más combustible y emiten más CO2; y disminución de mantenimientos y pasos por el taller.
Para completar el panorama del sector Tomás Herrera se refirió a los talleres ilegales que suponen un 28% sobre la facturación total de la reparación de automóviles. Un efecto que acompaña a la tremenda repercusión que ese dinero negro, situado al margen de cotizaciones sociales y pago de tasas e impuestos, tiene sobre las cuentas públicas, el déficit de nuestro país, la competitividad de las empresas que cumplen con sus obligaciones y los derechos sociales de los trabajadores.
Juan Antonio Sánchez, presidente de Ganvam, avanzó que es inminente la firma de un acuerdo a tres bandas con Anfac y la Guardia Civil para impulsar la persecución efectiva de los talleres ilegales. En sus palabras el presidente de Ganvam nos pidió a los medios que ejerciésemos de altavoz para reclamar que las comunidades autónomas den efectivo trámite al ingente trabajo que la Guardia Civil realiza en la persecución de los talleres ilegales.