La Fundación Mutua Madrileña, Asetra y la Fundación Exit han concluido con éxito el primer año del Proyecto Jóvenes Profesionales, un convenio de colaboración que las tres organizaciones firmaron en 2011 para desarrollar el "Proyecto Jóvenes Profesionales", que tiene por objetivo apoyar la formación práctica en talleres de automóviles de jóvenes que estén cursando el primer grado de Formación Profesional y se comprometan a continuar estudiando en el siguiente nivel formativo. Desde entonces, se ha ofrecido a 12 alumnos una experiencia pre-profesional becada que ha mejorado su capacitación técnica y su motivación para completar su formación.

En el acto final de clausura del primer año del proyecto, celebrado ayer en la sede de Mutua Madrileña, participaron Patricia Herrero y Carlos López Jimeno, directora general de Formación y director general de Industria de la Comunidad de Madrid.

Basado en modelos educativos desarrollados en otros países de Europa, como el Modelo Dual Alemán, es la primera vez que se desarrolla en España en el ámbito de la FP.

Durante este primer año, la Fundación Mutua Madrileña, con el apoyo económico de Asetra, ha concedido 12 becas a alumnos de varios centros educativos que han estado formándose en la reparación de chapa y pintura de vehículos, de forma que han compaginado su formación con la realización de prácticas en talleres seleccionados por Asetra, como Lidercar Dos Mil, Coslauto, Talleres Flores, Chapacar, Autos Matarranz e Hijos, AutoMatri, Automóviles Fuencarral o Automóviles Frutos.

Los jóvenes a los que se dirige este innovador programa pasaron por una situación de fracaso escolar pero tomaron la decisión de formarse en el oficio de la reparación de vehículos a través de un Programa de Cualificación Profesional Inicial y, luego, una vez superada la prueba de acceso, obtuvieron plaza en un Ciclo de Grado Medio.

Los jóvenes seleccionados asistieron tres horas diarias al taller (de lunes a viernes) después de salir de su centro educativo y fueron evaluados trimestralmente. Recibieron una beca que oscilaba entre 125 y 180 euros mensuales.

Para Francisco Maestro, director de Posventa del taller Lidecar Dos Mil de Alcalá de Henares, que ha formado durante este año a la única alumna del programa, "esta iniciativa es muy positiva, la integración ha sido beneficiosa para las dos partes".

La Fundación Exit se ha encargado del diseño del programa, su metodología de acompañamiento y el seguimiento tutorial. Por su parte, Mutua Madrileña, además de financiar las becas a través de su fundación, ha apoyado el desarrollo del proyecto con la colaboración de algunos de sus trabajadores que han participado como voluntarios en el programa. Asetra ha colaborado en la financiación de las becas, ha informado a los talleres de la iniciativa y seleccionó los centros de trabajo en los que se han desarrollado las prácticas de acuerdo con criterios técnicos y de proximidad.

A través del "Proyecto Jóvenes Profesionales", la Fundación Mutua Madrileña, Asetra y la Fundación Exit comparten su afán de colaborar en la mejora de los sistemas de Formación Profesional, reducir el fracaso escolar y ayudar a disminuir la elevada tasa de paro existente en los jóvenes menores de 25 años.

Los resultados que se han obtenido con este programa piloto, que ha durado todo el curso escolar, y que ha sido apoyado por la Consejería de Educación y Empleo de la Comunidad de Madrid, serán analizados y presentados para validar el enfoque metodológico y servir de base para un diseño más amplio y ambicioso del mismo.